Productos para “ahorrar gasolina”

Parece que cuando aumenta el precio de la gasolina, también aumenta la cantidad de anuncios que promocionan productos para “ahorrar gasolina”. Aunque hay algunos pasos prácticos que se pueden seguir para aumentar el rendimiento de la gasolina, tenga cuidado con las declaraciones que promocionan dispositivos automotrices o aceites y aditivos para el combustible para ahorrar gasolina. Incluso los productos para ahorrar gasolina que han demostrado tener algo de efectividad, ofrecen ahorros muy bajos.

Declaraciones sobre ahorros de gasolina

Cuando aumenta el precio de la gasolina, es probable que esos productos que supuestamente sirven para ahorrar gasolina le parezcan una buena opción. Pero es conveniente ser escéptico respecto de las declaraciones que se usan para promocionar los dispositivos automotrices o aceites y otros aditivos para ahorrar gasolina.

Algunos ejemplos de las declaraciones que podría ver o escuchar:

“Mejora el rendimiento del combustible en un 20 por ciento”

Habitualmente, los anuncios proclaman ahorros de entre el 12 y el 25 por ciento. Sin embargo, a pesar que la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) evaluó y probó más de 100 dispositivos que supuestamente ayudan a ahorrar gasolina, no se comprobó que ninguno de esos productos mejore significativamente el rendimiento de la gasolina. De hecho, hay algunos productos para “ahorrar gasolina” que pueden dañar el motor de un carro o aumentar considerablemente las emisiones del caño de escape.

“Después de instalar este producto, mi carro rinde 4 millas más por galón”

Puede que los anuncios incluyan entusiastas testimonios de clientes satisfechos. Pero muy pocas personas tienen la capacidad o el equipo necesario para verificar cambios precisos en el rendimiento de la gasolina después de instalar un producto del cual se dice que sirve para ahorrar combustible. Hay varias variables que afectan el consumo de combustible, entre las que se incluyen las condiciones climáticas, del tránsito y de los caminos.

Por ejemplo, en una carta enviada a una compañía se elogiaban las ventajas de un producto para “ahorrar gasolina”. Pero ese producto se instaló al mismo tiempo que el dueño del vehículo le hizo una afinación completa al motor — un hecho que no se mencionaba en la carta. La mejora en el rendimiento de gasolina atribuida al producto bien podría deberse a la afinación del motor.

“Está aprobado por el gobierno federal”

Ninguna agencia federal endosa productos para carros para ahorrar gasolina. Lo máximo que podría decir un anuncio es que EPA ha probado el producto o evaluado los datos de prueba del propio fabricante y que ha llegado a ciertas conclusiones respecto a los posibles ahorros de gasolina que ofrece ese producto. Si el vendedor afirma que su producto ha sido evaluado por EPA, pida una copia del informe de EPA, o busque información en epa.gov.

El efecto en su carro

Aunque EPA evalúa o prueba algunos productos para determinar si mejorarán o empeorarán significativamente el rendimiento de la gasolina, la agencia no realiza pruebas de durabilidad: o sea que no puede decir qué efecto tendrán esos productos en un vehículo con el transcurso del tiempo. Es posible que algunos productos puedan dañar el carro o afectar negativamente su funcionamiento. De hecho, los sistemas de control de emisiones de los carros modernos son muy complejos y sofisticados y tienen dispositivos que alertan al conductor cuando hay algún problema. Los productos para la reconversión de estos sistemas pueden tener un efecto negativo.

Pasos para ahorrar de verdad

Para ahorrar gasolina, usted puede seguir algunos pasos que le costarán poco o nada, incluyendo cargar únicamente gasolina del nivel de octanaje que necesita, controlar la velocidad, hacer el mantenimiento adecuado para el vehículo y controlar la presión de las llantas. Para consultar más recomendaciones, lea Ahorrando dinero en gasolina.

Si está pensando en comprar un carro, también podría considerar la posibilidad de buscar un vehículo de bajo consumo de gasolina. De hecho, decidir el tipo de vehículo que va a comprar puede ser la opción más importante para ahorrar gasolina. Suponiendo que el galón de gasolina cuesta $3.50 y que usted conduce 15,000 millas por año, a lo largo de 5 años la diferencia entre un carro que hace 20 MPG (millas por galón) y uno que hace 30 MPG es de $4,375.

Para consultar los cálculos estimados de rendimiento de gasolina por milla recorrida y demás información sobre carros fabricados a partir de 1985, visite ahorremosgasolina.org.

Dispositivos probados por EPA

Hace un tiempo, como parte de su programa voluntario para evaluar productos de reconversión llamado Voluntary Aftermarket Retrofit Device Evaluation Program, EPA probó varios tipos de productos para “ahorrar gasolina”. La mayor parte de los dispositivos probados demostró ningún o escasos efectos en términos de ahorro de combustible o disminución de emisiones de escape; incluso algunos productos demostraron tener un efecto negativo. Para ver los resultados de las pruebas de productos específicos, visite epa.gov (en inglés).

La sección de EPA encargada de evaluaciones y pruebas también ha recibido datos inverosímiles del efecto positivo para el ahorro de combustible de:

  • Dispositivos que convierten agua en combustible.
  • Dispositivos para la línea de conductos de combustible.
  • Potenciadores de combustible.

Para más información de EPA, lea Devices and Additives to Improve Fuel Economy and Reduce Pollution — Do They Really Work? (en inglés).

¿Y ahora qué?

Si no está conforme con un producto que le vendieron para ahorrar gasolina, establezca contacto con el fabricante y pídale un rembolso. La mayoría de las compañías ofrecen garantías de devolución de dinero. Comuníquese con la compañía aunque ya haya vencido el período de garantía.

Si no está conforme con la respuesta de la compañía, establezca contacto con su agencia local o estatal de protección del consumidor. También puede presentar una queja ante la FTC en ftc.gov/queja.

Tagged with: carro