Comparar los productos en internet

¿Está haciendo compras en internet? Un poco de investigación lo puede ayudar a ahorrar mucho dinero. Aunque sepa claramente qué es lo que anda buscando, puede resultarle abrumador tener que escoger entre docenas de productos, marcas y sitios web. Use estas recomendaciones como una ayuda para encontrar el trato más conveniente – y para evitar caer en la trampa de un ofrecimiento falso publicado por un estafador oportunista.

Piense en sus objetivos antes de comprar.

Compras Internet

Piense en sus objetivos antes de comprar.

¿Quiere comprar un producto de primera línea? ¿Alguna marca en particular? ¿Con algunas características imprescindibles? ¿Cuál es su presupuesto? Si sabe por adelantado qué es lo importante para usted, tendrá menos probabilidades de hacer una compra impulsiva de la que podría terminar arrepintiéndose.

Entérese de cuáles son los productos disponibles en la categoría que busca.

Frecuentemente, las características clave de un producto básico y las de la versión de primera línea del mismo fabricante son lo mismo, y la diferencia de precio está en los “accesorios”. Por ejemplo, si usted está pensando en comprar una tostadora que viene con un reloj y una simpática campanilla tendría que pagar un costo extra aunque el aparato convierta el pan en tostadas igual que un modelo menos costoso. A menudo, en los sitios web de los fabricantes se publica la mayor información sobre las características de un producto.

Use buscadores

Si cree que encontró una oferta conveniente, pero no está familiarizado con el producto o con la compañía que lo vende, investigue más profundamente. Ingrese el nombre de la compañía o del producto en su buscador favorito junto con palabras tales como “calificaciones”, “quejas” o “estafa”. Si encuentra comentarios negativos, tendrá que evaluar si vale la pena correr el riesgo de comprar ese artículo. Al fin de cuentas, sólo será un buen negocio si verdaderamente recibe un producto que funciona.

Consulte los sitios de comparación de precios

Estos sitios lo conectan con varios comerciantes que venden el mismo producto, a veces a precios significativamente diferentes. En lugar de comparar el precio neto del producto, compare el precio total, incluyendo el costo de despacho y envío, y los impuestos. Además, cada sitio tiene su propia política de devoluciones. Lea la política y averigüe si le cobrarán algún cargo extra por el envío o por la reposición de inventario si devuelve su compra. Algunos sitios le ofrecen la opción de enviarle una alerta cuando cambian los precios.

Considere los cupones

Algunas compañías ofrecen descuentos por email; otros sitios recolectan y listan códigos para aprovechar envíos gratuitos y otros descuentos. Tenga presente que el precio de un cupón no siempre es el mejor precio.

Para buscar descuentos, ingrese el nombre del sitio web o de la compañía en un buscador de internet junto con las palabras “descuento”, “cupón” o “envió gratis”. Esquive los sitios que le pidan que descargue software o que ingrese información financiera para acceder a los códigos de descuentos.

Lea los comentarios y sea escéptico

Cuando considere el contenido de un comentario, piense en la fuente de la información: ¿es de una organización experta imparcial, de un consumidor, de varios consumidores individuales, de un periodista?

Usted se puede hacer una buena idea sobre el funcionamiento o efectividad de un producto leyendo los comentarios de los usuarios de los sitios de los comerciantes o de los sitios de comparaciones de precios y compras. Pero esos comentarios tal vez no representen la experiencia de todos los compradores: La FTC ha demandado a compañías que publicaban comentarios positivos “falsos”. Algunos comentarios negativos pueden provenir de los competidores. También puede consultar sitios web que se especializan en hacer reseñas de productos. Estos sitios no venden productos pero ofrecen comentarios y comparaciones de expertos.

Evalúe lo que ve en los sitios de los comerciantes.

Algunos estafadores establecen sitios de “especialidades” donde ofrecen a la venta un tipo de producto en particular. Estos sitios pueden estar llenos de comentarios brillantes subidos por usuarios “impostores” que reciben una compensación por elogiar las cualidades de los productos, y es posible que no incluyan ningún comentario mediocre o negativo porque sencillamente los han eliminado.

¿La foto dice la verdad?

La foto de un producto pretende mostrar la mejor imagen posible. ¿Podría estar alterada? ¿El mismo producto tendrá un aspecto tan atractivo en su casa o en su oficina?

¿Y si hay un problema?

Hágase unas pocas preguntas: ¿La marca es reconocida por la buena calidad de sus productos y su excelente servicio al cliente? ¿Qué tiempo de espera le prometen? ¿Cómo se comunicará con el vendedor si hay algún problema? ¿La compañía aceptará devoluciones? Si así fuera, ¿le cobrarán cargos de reposición de inventario?

Tagged with: compras, critica, fraude