Pruebas genéticas domiciliarias

¿Podría una simple prueba médica decirle cuáles son sus probabilidades de contraer una enfermedad particular? ¿Esta prueba podría evaluar cuáles son sus riesgos de salud e incluso sugerirle un tratamiento específico? ¿Podría hacerse esta prueba en la privacidad de su hogar, sin la prescripción ni orientación de un médico?

Algunas compañías dicen que las pruebas genéticas pueden hacer todo esto y aún más. Afirman que estas pruebas genéticas domiciliarias pueden detectar posibles enfermedades y que sus resultados pueden usarse como base para escoger una dieta, suplemento dietario, cambio en el estilo de vida o medicación en particular. Estas compañías venden sus pruebas en supermercados y farmacias, y anuncian sus servicios en publicaciones impresas, por televisión y en internet.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) quiere que usted sepa todo lo que hay que saber sobre las pruebas genéticas que se comercializan directamente a los consumidores. De acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), que regula a los fabricantes de pruebas genéticas, y a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que promueven la salud y calidad de vida, algunas de estas pruebas carecen de validez científica, y otras arrojan resultados médicos que sólo tiene sentido cuando se interpretan dentro del contexto de una evaluación médica completa. La FDA y los CDC dicen que debido a las complejidades de estas pruebas genéticas y la difícil interpretación de sus resultados, este tipo de análisis se debe realizar en un laboratorio especializado, y sus resultados deben ser interpretados por un médico o profesional capacitado que comprenda el valor de los análisis genéticos en cada situación particular.

Genes y pruebas genéticas

Dentro de las células del cuerpo humano están los cromosomas que tienen el mapa genético de cada persona. Sus cromosomas, heredados de sus padres, contienen genes compuestos de ADN (ácido desoxirribonucleico). Sus genes determinan características tales como el color de sus ojos o su estatura, y contribuyen al nivel de probabilidades de contraer ciertas enfermedades.

Las pruebas genéticas analizan los genes y el ADN para observar si hay indicios de enfermedades o trastornos particulares. Hay varios tipos de pruebas diferentes. Algunas de estas pruebas analizan la cantidad y la forma de los cromosomas para ver si hay anormalidades obvias. Otras analizan si hay una porción inusualmente pequeña de proteínas o secciones de ADN. Comúnmente, para hacer una de estas pruebas hay que tomar una muestra de sangre o un hisopado de la parte interior de la mejilla. Cuando se hace una prueba “domiciliaria o casera”, la muestra se toma en su casa y luego se la envía a un laboratorio para analizarla. Los precios de las pruebas genéticas domiciliarias varían entre $295 y $1200.

Cómo interpretar los resultados

Los resultados de las pruebas genéticas no siempre son “negro sobre blanco”. Esto dificulta las interpretaciones y explicaciones de los resultados. En la mayoría de los casos, las causas de las enfermedades se originan por una interacción entre nuestros genes, factores ambientales — por ejemplo, nuestro estilo de vida, los alimentos que ingerimos, la exposición a ciertos elementos como la luz del sol y el tabaco. La interacción entre estos factores condicionantes para la salud y la enfermedad puede ser muy complicada. Los expertos en salud recién están comenzando a comprender estos temas. Por todos estos motivos y para estar seguro de que los datos genéticos sean precisos y se usen correctamente, es muy importante recopilar y analizar esta información con un profesional médico calificado.

La mayoría de las pruebas genéticas solamente analizan una pequeña cantidad de los más de 20,000 genes que hay en el cuerpo humano. Un resultado positivo significa que el análisis de laboratorio detectó características o cambios inusuales en los genes analizados. Dependiendo del propósito de la prueba, un resultado positivo podría confirmar un diagnóstico, identificar un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad, o indicar que una persona es portadora de una enfermedad particular. Esto no necesariamente significa que se vaya a desarrollar la enfermedad, o en caso que así sea, que la enfermedad vaya a ser progresiva o grave.

Un resultado negativo significa que el análisis de laboratorio no detectó características o cambios inusuales en los genes analizados. Esto podría significar que una persona no padece una enfermedad particular, que no tiene mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, o que no es portadora de la enfermedad. O también podría significar que la prueba omitió el análisis de los cambios genéticos específicos asociados con una enfermedad particular.

En pocas palabras, la FDA y los CDC dicen que las pruebas genéticas ofrecen solamente una parte de la información necesaria para determinar si una persona es susceptible de contraer enfermedades. Hay otros elementos, como los antecedentes familiares, la historia clínica personal y los factores ambientales que también contribuyen a determinar la probabilidad de contraer una enfermedad particular. En la mayoría de los casos, es más lógico hacerse una prueba genética cuando ésta forma parte de un examen físico que incluye los antecedentes familiares y la historia clínica de un paciente.

Lo que dicen las compañías

Tenga cuidado con las declaraciones referidas a los supuestos beneficios de estos productos. Algunas compañías afirman que las pruebas genéticas domiciliarias pueden medir el riesgo de desarrollar una enfermedad particular, como una dolencia cardíaca, diabetes, cáncer, o mal de Alzheimer. Pero la FDA y los CDC dicen que no les consta que exista ningún estudio válido que demuestre que los resultados de estas pruebas sean precisos. El hecho de tener un gen particular no necesariamente significa que se vaya a desarrollar una enfermedad; la falta de un gen particular no necesariamente significa que no se padecerá una enfermedad.

Algunas compañías también pueden decir que una persona puede protegerse contra enfermedades graves escogiendo alimentos especiales y suplementos nutricionales. Por consiguiente, los resultados de sus pruebas domiciliarias suelen incluir consejos sobre dietas y ofrecimientos de venta de suplementos dietarios “personalizados”. Pero estos consejos rara vez recomiendan algo distinto a lo que indican las dietas equilibradas estándares. La FDA y los CDC dicen que no tienen conocimiento de ningún estudio científico válido que demuestre que las pruebas genéticas se puedan usar de manera segura o efectiva para recomendar opciones nutricionales.

Sospeche de las declaraciones que digan que las pruebas pueden evaluar el nivel de resistencia de una persona a las exposiciones de tipo ambiental, como toxinas particulares o el humo de cigarrillo. La FDA y los CDC no conocen ningún estudio científico que demuestre que las pruebas genéticas se pueden usar para predecir si una persona tiene resistencia a las exposiciones de tipo ambiental.

Recientemente, algunas compañías han declarado que sus pruebas domiciliarias pueden dar información sobre la reacción del organismo de una persona a determinado tratamiento, y el nivel de respuesta del organismo a una droga en particular. Esta afirmación se basa en una investigación médica que demuestra las diferencias de la efectividad de las drogas en base a la composición genética de cada persona. Pero los expertos federales dicen que aunque estas pruebas pueden ofrecer una parte de la información que necesita o usa su médico para tomar decisiones de tratamiento para un problema de salud específico, no sustituyen el criterio y experiencia clínica de un médico.

Si está considerando una prueba genética domiciliaria

Según la FDA y los CDC, las pruebas genéticas domiciliarias no son un sustituto apropiado para remplazar una evaluación de salud tradicional. Los exámenes o chequeos médicos que incluyen análisis de laboratorio tradicionales, como análisis de sangre y perfil de lípidos, son un punto de partida más adecuado para diagnosticar enfermedades y evaluar la adopción de medidas preventivas. Si a pesar de todo, está considerando la posibilidad de usar una prueba genética domiciliaria: 

  • Hable con su médico o profesional a cargo de la atención de su salud para que le diga si esta prueba podría suministrarle información útil sobre su salud, y si así fuera, cuál es el tipo de prueba que mejor se adapta a su caso. Antes de comprar o hacerse una de estas pruebas, asegúrese de comprender los beneficios y límites. 
  • Pídale a su médico o consejero genético que lo ayude a entender los resultados de su prueba. La mayor parte de las compañías que venden pruebas genéticas domiciliarias no interpretan los resultados.
  • Antes de tomar decisiones relacionadas con su dieta u otras decisiones de salud, discuta los resultados de su prueba con su médico o profesional de la salud. Los resultados de las pruebas genéticas pueden ser complejos y serios. No es conveniente que tome ninguna decisión basándose en información incompleta, imprecisa o que no entiende. 
  • Proteja su privacidad. Las compañías que comercializan pruebas de uso domiciliario pueden publicar los resultados de los pacientes en internet. Si el sitio web no es seguro, otras personas podrían ver su información. Antes darle sus datos personales a una compañía que opera en internet, revise la política de privacidad para averiguar cómo se usará su información personal y si compartirán la información de los clientes con otros comerciantes. 
  • Aunque la mayoría de las otras pruebas médicas de uso domiciliario se someten a la revisión de la FDA para que la agencia proporcione un nivel lógico de certeza respecto de su seguridad y efectividad, no todas las pruebas genéticas domiciliarias han sido sometidas a la revisión de la FDA, y por lo tanto, la FDA no ha evaluado la precisión de lo que sobre ellas se dice.

Para más información

La FTC trabaja para prevenir las prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales en el mercado y proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite ftc.gov/consumidor o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) tiene a su cargo la responsabilidad de proteger la salud pública garantizando la seguridad, eficacia e inocuidad de los medicamentos de uso humano y animal, los productos biológicos, los dispositivos médicos, y los alimentos, cosméticos y productos que emiten radiación que se consumen y utilizan en Estados Unidos. La FDA también tiene a su cargo la responsabilidad de promover la salud pública favoreciendo la aceleración de las innovaciones para que los medicamentos y alimentos sean más efectivos, más seguros y más accesibles; y colaborar para que el público obtenga la información precisa y con base científica que necesita para usar medicamentos y alimentos para optimizar el estado de salud. Para más información, llame a la línea gratuita 1-800-INFO-FDA. En el sitio web de la FDA, www.fda.gov, se puede acceder a las copias de los comunicados de prensa y alertas para consumidores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) son uno de los 13 componentes operativos más importantes del Departamento de Salud y Servicios Humanos, que es la principal agencia del gobierno de Estados Unidos cuya responsabilidad se centra en la protección de la salud y la seguridad de todos los estadounidenses y en brindar servicios humanos esenciales, especialmente a las personas más desvalidas. Para más información sobre los CDC, llame a la línea gratuita 1-800-CDC-INFO o envíe un email a cdcinfo@cdc.gov.

Publicación producida en cooperación con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Anteriormente, este artículo estaba disponible en inglés bajo el título At-Home Genetic Tests: A Healthy Dose of Skepticism May Be the Best Prescription.

Tagged with: estafa, salud