Bombillas de luz

Están mejorándose las bombillas de luz. Las bombillas nuevas — como las incandescentes halógenas, las bombillas fluorescentes compactas (CFL por su sigla en inglés) y los diodos emisores de luz (LED por su sigla en inglés) — tienen una vida útil más larga y usan menos energía que las bombillas incandescentes tradicionales, lo que le ahorra en las cuentas de luz. De hecho, a partir del 2012, las bombillas de uso diario tendrán que satisfacer las nuevas normas del Departamento de Energía con respecto a la cantidad de energía que consumen. Durante los dos años siguientes, se irá eliminando toda bombilla que no cumpla con estas normas.

Junto con este cambio a emplear bombillas más eficientes, hay una nueva manera de seleccionarlas cuando se va de compras.

¿Qué son lúmenes?

Durante años, la gente ha escogido las bombillas basando en los vatios, aprendiendo con la experiencia cuánta luz da una bombilla típica de 40 ó 60 vatios. Pero el vataje de una bombilla sólo le dice cuánta energía consume — no le dice cuánto brilla.

Ya que las nuevas bombillas se han diseñado para consumir menos energía, el vataje ya no es de fiar al medir el brillo de una bombilla — hay que usar los lúmenes. 

lúmenes = brillo
vatios = energía

bombillas de luz

Los lúmenes miden el brillo. Por ejemplo, una bombilla incandescente estándar de 60 vatios produce 800 lúmenes. En cambio, una bombilla CFL produce 800 lúmenes y consume menos de 15 vatios.

El brillo de las bombillas

Este cuadro indica el número de lúmenes que producen las bombillas incandescentes tradicionales. Si desea comprar una bombilla que le de el brillo que antes le daba una bombilla de 60 vatios, ahora tendrá que buscar una bombilla de 800 lúmenes.

Puede usar los lúmenes para comparar el brillo de cualquier bombilla, sin importar la tecnología que emplea y sin importar si es una incandescente halógena, una CFL o una LED. El usar los lúmenes le permite comparar el brillo de las bombillas cuando esta de compras. Una vez que sepa el brillo que desea, puede comparar otros factores, como por ejemplo, el costo anual de energía.

Una etiqueta que le ayudará a hacer la compra

Cuando busca comprar una bombilla, también debería pensar en cómo parece la luz que emite, o sea el color. La apariencia varía en una gama desde calida a fría. Una luz más calida se ve más amarilla, como la de una bombilla incandescente tradicional, mientras que una luz fría se ve azul.

La etiqueta de Datos de IluminaciónPara conocer la apariencia de iluminación de una bombilla, fíjese en la etiqueta de Datos de Iluminación en el paquete. La etiqueta de Datos de Iluminación le da la información necesaria para comparar los diferentes tipos de bombillas. Le dice:

  • Brillo (en lúmenes)
  • Costo estimado anual de energía
  • Duración o vida útil esperada de la bombilla (en años)
  • Apariencia de la iluminación (qué tan caliente o fría se verá la luz)
  • Vataje (energía usada)
  • Si la bombilla contiene mercurio

logotipo Energy StarPuede que la etiqueta también incluya el logotipo Energy Star si es que la bombilla cumple las normas de funcionalidad y eficiencia dictadas por la Agencia de Protección Ambiental y las del programa Energy Star del Departamento de Energía. Para saber más sobre las normas de Energy Star, visita energystar.gov/espanol.

Se hallará la etiqueta sobre los Datos de Iluminación en la mayoría de las bombillas de uso casero a partir del año de 2012.

En la bombilla

El número de lúmenes se indicará por impreso en la bombilla. Si es una CFL, puede que esto se indique en la base de la bombilla. Las CFL también incluirán una dirección de internet, epa.gov/cfl, para obtener información sobre el reciclaje y desecho. Las CFL contienen mercurio, así que se requiere cuidado y atención para la limpieza y el desecho de ellas.

Para más información

Aprenda más sobre cómo buscar bombillas en energysavers.gov/lighting (solamente disponible en inglés).

You Might Also Like