Usando servicios de transferencia de dinero

Share This Page

¡Se ha ganado un premio!
Estoy en el extranjero y necesito dinero en efectivo.
Por el momento no podemos aceptar tarjetas de crédito.
¡El apartamento de sus sueños está disponible inmediatamente a un precio increíble!

Los estafadores oportunistas utilizan una cantidad de esquemas elaborados para conseguir su dinero, y varias de sus tretas involucran transferencias de dinero efectuadas a través de compañías tales como Western Union y MoneyGram. Según informa la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), la agencia nacional de protección del consumidor, las transferencias de dinero pueden ser útiles cuando usted desea enviar fondos a alguien conocido y en quien confía — pero cuando está tratando con un desconocido, resultan totalmente inapropiadas.

¿Por qué los estafadores presionan a las personas para que hagan transferencias de dinero? Para poder tomar el dinero antes de que las víctimas se den cuenta de que las han engañado. Por lo general, no hay manera de revertir o anular la transacción ni de seguirle el rastro al dinero. Otra razón: Cuando usted hace un giro de dinero a otro país, el destinatario puede retirarlo en varios sitios, y por lo tanto se hace casi imposible identificarlo o seguirle la pista. En algunas ocasiones, puede que los agentes receptores de la compañía de transferencias de dinero sean cómplices del fraude. Hacer una transferencia de dinero es prácticamente lo mismo que enviar dinero en efectivo — no hay ninguna protección para la persona que remite el dinero.

Con frecuencia, las estafas de transferencia de dinero involucran historias dramáticas o convincentes que buscan aprovecharse de su espíritu optimista, su altruismo o su frugalidad. Pero como quiera que se analice el caso, siempre le termina costando dinero. Estas son algunas de las estafas que involucran transferencias de dinero que usted puede identificar:

Estafas de cheques falsificados

Una persona le envía un cheque con instrucciones para que lo deposite y le transfiera una parte o la totalidad del dinero. Por ley, los bancos deben poner a su disposición los fondos de los cheques depositados dentro de unos pocos días, pero descubrir un cheque falso puede llevar semanas. Usted es responsable de los cheques que deposita en su cuenta, por lo tanto, si el cheque depositado resulta ser fraudulento, usted le adeudará al banco el dinero que haya retirado sobre ese depósito.

Las estafas de cheques falsos tienen algunas variaciones:

Loterías y sorteos

¡Se acaba de ganar un premio de una lotería extranjera! Eso es lo que dice la carta que viene acompañada de un cheque de cajero. Usted solamente tiene que depositar el cheque y transferir un monto de dinero para pagar impuestos y cubrir algunos cargos. ¡Ay, tenga cuidado!: El cheque es falso. Aunque parece un cheque de cajero legítimo, el banco terminará determinando que se trata de un cheque falso. La táctica de la lotería es un truco para convencerlo de que le efectúe una transferencia de dinero a un desconocido. Si usted deposita el cheque y transfiere el dinero, el banco rechazará el cheque — y usted será responsable de cubrir el monto del dinero enviado.

Estafas de sobrepago

Alguien responde a un anuncio publicado por usted, y le ofrece enviarle un cheque de cajero, un cheque personal o de una compañía para pagarle por el artículo que usted está vendiendo. A último momento, el supuesto comprador (o el “agente” del comprador) argumenta alguna excusa para emitir el cheque por un monto superior al precio de compra y le pide que le transfiera la diferencia. Los cheques son falsificados, pero a menudo la calidad de la falsificación es lo suficientemente buena para engañar a los empleados del banco. Actuando de buena fe, usted deposita el cheque y les transfiere los fondos a los “compradores”. ¡Ay, tenga cuidado!: El banco rechaza el cheque. Usted es responsable de cubrir el monto transferido.

Estafas de comprador encubierto

Lo contratan como comprador encubierto (mystery shoppers) y le piden que evalúe el servicio al cliente de una compañía de transferencias de dinero. Le entregan un cheque para que lo deposite en su cuenta bancaria personal. Luego le dicen que retire el monto en efectivo y que lo transfiera a través de determinado servicio de transferencias de dinero. Con frecuencia, las instrucciones le indican que envíe la transferencia a una persona que está en Canadá o en otro país. Entonces le piden que evalúe su experiencia — pero nadie recoge su evaluación. ¡Ay, tenga cuidado!: El banco rechaza el cheque que usted depositó. Usted es responsable del dinero que retiró de su cuenta.

No le transfiera dinero:

  • A un desconocido -- en este país o en otro lugar.
  • A una persona que diga ser un familiar que está en el medio de una crisis y que quiere que su pedido de dinero se mantenga en secreto.
  • A una persona que le diga que la transferencia de dinero es el único método de pago aceptable.
  • A alguien que le pida que deposite un cheque y le envíe parte del dinero.

Otras estafas con transferencias de dinero

Estafas de compras en línea

Si está comprando algo en línea y el vendedor insiste en que el único método de pago aceptable es una transferencia de dinero, considérelo como una bandera roja de alerta: pida que le dejen utilizar otro método de pago, una tarjeta de crédito o un servicio escrow. Cualquiera que sea la historia que le cuente el vendedor, si le insiste en que pague por medio de una transferencia de dinero puede considerarlo como un indicio de que no recibirá lo que compre — y de que tampoco podrá recuperar su dinero. Busque otro vendedor.

Préstamos con cargo adelantado

Anuncios y sitios Web que garantizan préstamos o tarjetas de crédito sin tomar en consideración su historial de crédito pueden parecer tentadores. Pero el momento de abrir los ojos bien grandes llega cuando usted presenta la solicitud y se entera de que tiene que pagar un cargo adelantado. Si a cambio de la promesa de un préstamo o una tarjeta de crédito tiene que hacer una transferencia de dinero, es muy probable que esté tratando con un estafador oportunista.

Estafas de emergencia familiar

Usted recibe una llamada inesperada de alguien que dice ser un miembro de su familia que necesita dinero para salir de un problema — ya sea para reparar un auto, o salir de la cárcel o de un país extranjero. Esta persona le ruega que le haga una transferencia de dinero inmediatamente y le pide que no se lo diga a nadie. Verifique la historia con su familia. Es probable que no sepan nada sobre el asunto. Si usted está absolutamente seguro de que no puede ignorar el pedido bajo ningún punto de vista, intente verificar la identidad de la persona que lo llama haciéndole preguntas muy personales que un desconocido no podría contestar. Y siga tratando de comunicarse con la familia para verificar la historia.

Estafas de alquiler de apartamentos

Hay algunos estafadores que se apropian de listados auténticos de propiedades en alquiler, cambian el e-mail u otra información de contacto y colocan los anuncios modificados en otros sitios Web. Hay otros estafadores que directamente inventan listados de lugares que no están en alquiler o que no existen, y tratan de despertar su interés prometiendo alquileres a un precio por debajo del valor de mercado. Pero una vez que logra atraer su atención, un estafador experimentado le pide que le transfiera el monto de un cargo de solicitud, de un depósito de garantía o el monto del primer mes de alquiler. Nunca es buena idea enviarle dinero a alguien totalmente desconocido para pagar el alquiler de un departamento que nunca visitó. Si no puede reunirse personalmente con quien le ofrece un apartamento, si no puede visitar el apartamento, ni firmar un contrato antes de pagar, siga buscando.

Si ya le transfirió dinero a un estafador oportunista, llame inmediatamente a la compañía de transferencias de dinero para reportar el fraude y presentar una queja. Puede comunicarse con el departamento de reclamos de MoneyGram llamando al 1-800-MONEYGRAM (1-800-666-3947), o con el departamento de reclamos de Western Union llamando al 1-800-4481492. Solicite que anulen la transferencia. Es poco probable que se pueda revertir o anular la transacción, pero es importante que usted lo solicite. Luego presente una queja ante la FTC. Visite en Internet www.ftc.gov/queja o llame a la línea de acceso gratuito 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261.

Anteriormente, este artículo se llamaba Las transferencias de dinero pueden ser un asunto riesgoso.